5 Desafíos para el área de recursos humanos

Entrada

¿Vacaciones? Es un buen momento para reflexionar sobre la gestión que se está realizando en el área de los recursos humanos y para preparar una lista de mejoras y de retos de cara a septiembre. Algunas áreas que se podrían mejorar o proyectos que se pueden impulsar:

recursos humanos
1. Fortalecer la imagen interna y externa. Desarrollar una estrategia que transforme a la empresa en un lugar atractivo para los profesionales que ya forman parte de ella, pero también para el talento externo, donde los potenciales candidatos piensen que trabajar es una actividad estimulante y donde les gustaría poder desarrollar su carrera en el futuro.
2. Fomentar la cooperación entre las distintas áreas de la empresa. Crear canales de comunicación, de interacción y de intercambio de información. De esta manera, el trabajo de cada área podrá verse enriquecido con las aportaciones de los especialistas de otros departamentos, logrando desarrollar un planteamiento global que vaya en beneficio directo de la empresa.
3. Agilizar la toma de decisiones. Implementar medidas que agilicen el proceso de toma de decisiones tanto por parte de los directivos como de los mandos intermedios y superiores, así como para agilizar la ejecución y desarrollo de los planes y políticas. En un entorno en el que el cambio es la tónica del día a día, la rapidez será un factor diferencial frente a los posibles competidores.
4. Establecer una política salarial y de desarrollo profesional más transparente. De este modo, se logrará consolidar la confianza de los trabajadores y se evitará suspicacias y roces en la plantilla, que tendrá más claridad sobre el vínculo entre salario, talento y trayectoria laboral.
5. Ideas internas para mejorar la productividad. Impulsar iniciativas cuyo objetivo prioritario sea mejorar el rendimiento y la productividad de sus trabajadores e incrementar la eficiencia de los procesos de la empresa. Replantearse la organización y la estructura con la que la compañía está desarrollando su actividad. Consultar a los propios trabajadores sobre este asunto (por ejemplo, habilitando un buzón de sugerencias o convocando un concurso de ideas por e-mail) porque es muy probable que tengan muchas iniciativas que aportar.

En definitiva, se trata de reflexionar sobre estos cinco desafíos  que afectan a los recursos humanos y plantearse la posibilidad de diseñar un plan de acción para conseguirlos a la vuelta de las vacaciones.